Skip to main content

CÓMO CUIDAR LA PIEL DEL FRÍO

02/10/2022| Marta Cámara

No es la época más favorecedora del año -físicamente hablando-. Lo sabemos. Y no solo porque la piel se apague a medida que el verano se va alejando. El descenso y los cambios bruscos de temperaturas y las horas de luz, el viento, los picos de estrés y el bajón anímico suponen una dura prueba para la piel y son especialmente las pieles más sensibles las que se echan a temblar. Entonces… ¿Cómo cuidar la piel del frío?

Cuidados de invierno

Cómo cuidar la piel del frío en otoño e invierno

En índices de ‘peligrosidad cutánea’ -cualquier especialista afirmará que los rayos solares son más agresivos-, pero no se puede negar que el buen tono que el verano regala a la piel puede llegar a compensarlo.

En invierno, sin embargo, no hay ‘efecto secundario’ que valga, y lo único que se aprecia es una piel excesivamente seca, con rojeces, tirantez, falta de luminosidad, formación de arrugas y aumento de patologías como la cuperosis o la dermatitis.

Desde Beldon siempre intentamos concienciar a nuestras clientas de esta dura prueba y, sobre todo, de que hay que cambiar un poco el chip de cuidados y dejar de limitarse a los tratamientos ´flash´ para las ocasiones especiales. La piel necesita mucho mimo para entrar en el calor. Te damos 10 consejos y te recomendamos los mejores cosméticos ‘warmy’ para sobrevivir bajo cero.

No te fíes del calendario, hay que empezar ya.

Cuidados de la piel en invierno

 

10 CLAVES PARA ESTAR GUAPA A PESAR DEL FRÍO

  • Hay que vestir a la piel con su uniforme cosmético de invierno. Se trata de prevenir y combatir la deshidratación acentuada por el frío y optar por cremas hidratantes que, además de llevar componentes humectantes que atraigan el agua al interior de la piel, lleven activos oclusivos, que sirvan de barrera, para impedir la pérdida de agua epidérmica. Y si son ricas y densas, mejor.
  • Prevenir las arrugas superficiales que se van a formar a consecuencia de la sequedad y la tirantez. ¿Los mejores activos? Los hidroxiácidos, el retinol, la vitamina C o los péptidos.
  • No te apagues. Es cierto que la piel pierde luminosidad y se muestra más opaca, pero no puedes escatimar en activos pro-luminosidad como la vitamina C.
  • Deberás seguir utilizado cremas con antioxidantes y protección solar. Cuando la polución y la radiación UV se da cita, el proceso de envejecimiento se acelera.
  • La piel del cuerpo también sufre y no mostrarla tan a menudo no es excusa para olvidarla. Sustituye la crema hidratante habitual por una fórmula más nutritiva y especializada en pieles sensibles
  • No olvidar una limpieza cuidadosa, mañana y noche, eligiendo un limpiador suave, que no aumente la agresión diaria que el frío ocasiona. Leches, aceites y bálsamos son la mejor opción en estas fechas.
  • Disminuir el consumo de alcohol y de tabaco. Sí, tiene que ver, pues junto con el frío, disminuye la vascularización cutánea con lo que aumentan las rojeces y la deshidratación.
  • Manos y labios, son los grandes damnificados. Continuamente expuestos a las agresiones ambientales, no podemos olvidar protegerlos del frío y el viento y regalarles un extra de nutrición a demanda, tantas veces como nos lo pidan.
  • Adelántate al cambio horario. Supone un auténtico ‘jet lag’ para el organismo ¡y la piel! Y la zona que sale peor parada es la mirada. Toca recurrir a contornos de ojos de acción anti-ojeras, anti-bolsas y anti-fatiga que iluminen la mirada y aporten un plus de vitalidad.
  • Que nada te deprima. El rostro es el espejo del alma y si es necesario puedes recurrir a complementos energéticos y a terapias en manos de profesionales.
Cuidados de  la piel

LOS MEJORES COSMETICOS ‘WARMY’

Otra manera de saber cómo cuidar la piel del frío son los cosméticos, el equivalente a ese ‘chal pashmina’ o a esa chaqueta de lana que no quitas al llegar a casa. Abrigan tu piel y te ayudan a hacer frente a los efectos secundarios del frío en la piel.

Calming Serum de Dr Barbara Sturm

Calma la irritación, reduce el enrojecimiento, reequilibra la piel estresada por el frío, la pérdida de sueño, el cambio de horario, el aire acondicionado y el contacto con la contaminación ambiental. ¿Se te ocurre un tratamiento más completo ahora?

French Glow de Aime 

Es un complemento alimenticio ideal para tratar el enrojecimiento y la sensibilidad de la piel desde el interior. Una fórmula enriquecida en ácidos grados esenciales, creada como una crema hidratante destinada a hidratar e iluminar la piel desde el interior.

Soap Rich de Ayuna

Es un jabón artesanal ultra-nutritivo desarrollado especialmente para las pieles más exigentes, castigadas y delicadas. Cremoso y ultra sensorial, nos regala un verdadero momento de bienestar.

Sensiderm Eye Balm de Dr Schrammek

Es un bálsamo para el contorno de ojos ideal para calmar las pieles sensibles o deshidratadas. Su suave fórmula ayuda también a reducir ojeras, patas de gallo, las bolsas bajo los ojos, reafirmar y tonificar la piel mejorando la elasticidad.

Soothing Facial Oil de Days Of Confidence

Es un aceite natural que nutre, calma y repara profundamente la piel. Su fórmula contiene un concentrado de aceite de Kukui, arándano, granada y jojoba que revitalizan, regeneran la piel y funcionan como antioxidantes.

Cuidados invierno
The Face Cream Mask de Augustinus Bader

Rejuvenece el aspecto del rostro y suaviza las líneas de expresión. Este producto de textura rica y cremosa se distingue por ser casi invisible al aplicarse, ofreciendo una rápida absorción que promueve una hidratación y luminosidad mejoradas.

Descubre más
Más contenidos

ENTREVISTA CON DELUEM

ENTREVISTA CON RENATA COLLADO

SEQUEDAD VAGINAL