Skip to main content

UN BRONCEADO PERFECTO PARA CADA TIPO DE PIEL

Un bronceado perfecto para cada tipo de piel … ¡Existe! y no es cuestión pasarse más o menos horas bajo el sol.  El fototipo cutáneo, la edad, el tipo de piel y tu estilo de vida son los únicos factores que mandan. No te dejes llevar por preferencias sensoriales, ni te limites a comprar un solo  fotoprotector para toda la familia. Nuestra dermoconsejera sabe cuáles son los productos específicos que necesitas para lucir un bronceado radiante y saludable. Atenta a todo lo que tiene que decir:

DIAGNÓSTICO GRATUITO FACIAL PREVIO

¿Sabías que una de cada tres compradoras de solares se dejan llevar por la marca y solo un 37% tienen en cuenta la recomendación profesional? Nuestro diagnóstico gratuito facial en Madrid resulta determinante a la hora de ‘recetar’ la mejor rutina de fotoprotección personalizada. Pero si no te da tiempo a pasarte por Beldon antes de cerrar la maleta, intenta tener en cuenta todo lo que recomienda nuestra dermoconsejera.

Tu cuerpo tiene una media de dos metros cuadrados de piel a los que hay que proteger a conciencia cada milímetro para que no sufra los devastadores efectos de la radiación UV. Pero si además quieres atesorar el mejor bronceado de tu vida (uniforme, luminoso, duradero y saludable), no basta con recurrir al SPF más alto. La personalización de la rutina solar es la clave y hay cuatro factores básicos a tener en cuenta.

FOTOTIPO. A CADA CUÁL SU ÍNDICE DE PROTECCIÓN SOLAR

Consigue el bronceado perfecto

Hay quien lo va ‘rebajando’ a medida que se broncea, o utiliza uno más alto para el rostro y se relaja a la hora de extenderlo por las piernas o el abdomen. No es una buena idea.

El fotototipo es la capacidad que tiene piel para absorber la radiación solar y este condiciona la respuesta a la acción de los rayos del sol y la capacidad de broncearse de cada persona, así como su límite de tiempo de exposición al sol y a los rayos UV antes de quemarse.

Hay 6 fototipos, que van de las pieles más blancas y sensibles al sol hasta las pieles negras que no pueden quemarse. En España, los más frecuentes son los fototipos III y IV y su índice de protección ideal estaría entre el 50 y el 30.

* Por si no lo sabías, el SPF indica el tiempo que la piel puede aguantar bajo el sol antes de que salga un eritema y prácticamente, los más altos protegen lo mismo. Una crema con un FPS 30 absorbe más del 92% de la radiación UVB y otra con la misma fórmula y factor 50 absorbería un 97%.

EL TIPO DE PIEL, LA EDAD Y EL ESTILO DE VIDA

El fototipo es el que marca el nivel de protección necesaria. Un bronceado perfecto para cada tipo de piel:

– El tipo de piel (grasa, mixta o seca) debe tenerse en cuanta a la hora de elegir textura: geles y sprays para las más grasas o mixtas.

– Lociones, leches y cremas para las más secas.

– El nivel de sensibilidad de la piel y su edad biológica han de influir a la hora de optar por fórmulas determinadas.

– Libres de alérgenos y con ingredientes calmantes en el caso de las más sensibles o con activos anti-edad, reafirmantes o anti-manchas en el caso de las pieles maduras.

El estilo de vida –y lo que se hace en la playa- también ha de influir en la elección. Si practicas deporte al aire libre o en el agua, es obligatorio recurrir a fórmulas waterproof. Nuestra dermoconsejera insiste además en la importancia de utilizar un protector solar específico para el rostro y otro para el cuerpo.

Consejos para conseguir un buen bronceado

CONSEJOS PARA UN BRONCEADO BONITO

Una vez elegido el tipo de fotoprotector que mejor se adapta a tu tipo de piel y circunstancias, hay que saber cómo utilizarlo para conseguir un bronceado tan bonito como seguro. ¿Sabías que solo dos de cada 100 personas siguen las medidas básicas que garantizan la eficacia del fotoprotector?

Nuestra dermoconsejera nos da una lección básica sobre su uso para conseguir un bronceado perfecto para cada tipo de piel :
  • Si está abierto desde el verano pasado, tíralo. Una vez abiertos, su vida es efímera, justo la que viene marcada en el envase. En cuanto a guardarlos sin estrenar de un año para otro, siempre que se haga en un lugar seco, fuera de la luz y a temperatura constante, no hay problema.
  • La dosis justa. Nada menos que 2 ml. de producto por centímetro cuadrado de piel, lo que traducido a términos cotidianos serían nueve cucharaditas de café. Algo estás haciendo mal llevas más de una semana utilizando el mismo producto.
  • Extiéndelo antes de llegar a la playa. Salvo que se trate de un filtro físico, debes esperar a que se funda con la piel y ejerza su acción protectora. No te lances directamente al agua e intenta ponértelo justo antes de salir de casa.
  • Hay que reaplicarlo. Cada dos o tres horas máximo y cada vez que te bañes una vez te hayas secado por completo.
  • No más de dos horas al día. Es el tiempo límite que deberías exponerte al sol directamente cada día. Y cuidado, el agua refleja e incrementa la radicación solar; la arena aumenta un 30% las radiaciones que indicen sobre ella y hasta el césped húmedo es un gran reflectante que devuelve a la piel el 20% de las radiaciones. Dentro del agua tampoco estás a salvo. Hasta buceando un metro por debajo se sigue recibiendo el 100% de la radiación.
  • Evitar las horas centrales. Y no solo para evitar aglomeraciones. Entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde es preferible que te mantengas a salvo bajo la sombrilla. El sol incide verticalmente y es más agresivo.
  • El aftersun es obligatorio. No recurras a una loción hidratante convencional. Lo que tu piel necesita después de una jornada al sol es un cóctel de ingredientes calmantes, reparadores y nutritivos. Además, el aftersun es el producto que marca la diferencia entre un bronceado ‘normal’ y uno radiante, homogéneo y duradero.

Los mejores cuidados solares

LOS MEJORES PROTECTORES SOLARES 2021

Nuestra dermoconsejera los describe e indica con qué tipo de piel encajan mejor.

FOTOPROTECTORES PARA EL ROSTRO

Sun Drops de la Dr Barbara Sturm
  • Un sérum solar SPF 50 de textura ligera que proporciona una protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB y contiene extracto de casia, vitamina E, beta-glucano y verdolaga, un ingrediente de acción antienvejecimiento ayuda a calmar la piel y reduce los signos visibles de la irritación. Perfecto para la piel madura y sensible.
Solar + Protect Fluid SPF50 de Dr Schrammek
  • Tiene una textura muy ligera, protege sin dejar película grasa ni pegajosa sobre la piel y proporciona una alta protección UV. Ideal para pieles grasas, sensibles y claras.
Adaptasun Visage Sensitive 3 Soles de Estherderm
  • Una crema solar facial especifica para pieles sensibles que optimiza la protección celular y combate el fotoenvejecimiento mediante su tecnología patentada Global Cellular Protection mientras sublima e intensifica el bronceado. Para pieles claras, maduras y sensibles.
Optimum Protection Cream SPF20 de Dr Schrammek
  • Una crema multifunción que protege contra los daños ambientales y tiene propiedades hidratantes. Gracias a su eficaz combinación de filtros UVA/UVB y vitamina E previene los daños solares y el envejecimiento prematuro de la piel. Perfecta para todo tipo de pieles de tono medio u oscuro, incluso las más sensibles.
Sun Face Cream SPF 50  de Rudolph Care
  • Una crema solar rica y nutritiva para el rostro que ofrece una protección efectiva contra rayos UVA y UVB e hidrata la piel intensamente. Con ingredientes naturales y de origen orgánico como la manzanilla, el extracto de pepino, el germen de trigo, y el extracto concentrado de manzana. Ideal para pieles claras, secas y sensibles.
Physical Sunscreen de Medik8
  • Protector solar de pantalla física SPF30 de alto rendimiento que proporciona una potente protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB. Funciona reflejando la radiación del sol lejos de la piel, como un espejo. Perfecto para pieles maduras de tono medio y sensibles.

Protección solar para el cuerpo

FOTOPROTECTORES PARA EL CUERPO

Adaptasun Bruma Corporal 2 Soles de Esthederm
  • Bruma solar de triple acción y textura sedosa que protege, broncea y rejuvenece la piel. Su tecnología Adaptasun que optimiza todas las etapas del proceso de pigmentación para conseguir un bronceado más rápido a la vez que mejora la resistencia de la piel al sol. Ideal para pieles maduras, mixtas o grasas, de tono medio.
Sun Body Oil SPF 50 de Rudolph Care
  • Un aceite corporal que ofrece protección y nutre la piel gracias a su alto contenido de aceites orgánicos.Entre ellos destacan los de girasol, espino amarillo y germen de trigo. Es resistente al agua. Ideal para deportistas y pieles claras y secas.
Antiaging Body Sun Mist de Mesoestetic
  • Bruma corporal antiedad con SPF30 de textura fresca y ultraligera que se pulveriza de forma uniforme sobre la piel sin  necesidad de extender. Con collagen pro-47, un activo que protege y potencia la formación de colágeno de alta calidad en la piel para combatir la flacidez. Perfecta para pieles maduras, mixtas o grasas.

¿Tienes alguna duda sobre estos consejos para conseguir un bronceado perfecto para cada tipo de piel? Nuestro equipo de Beldon está tu entera disposición para asesorarte de forma totalmente personalizada.

Descubre más
Más contenidos

LOS FAVORITOS DE 2023

LA LISTA DE TERESA DE MIGUEL

WELL AGING O CÓMO A APRENDER A SACARLE PARTIDO A LA VIDA